martes, 25 de diciembre de 2012

¿Algo les hace ruido? - por Tamara Hormazabal

¿Algo les hace ruido? 
(por Tamara Hormazabal)

Son las once de la noche del domingo. Como siempre a esa hora, hacemos zapping. La mayor parte de los habitantes de mi casa, se acomodan para ver los resúmenes deportivos. Hasta la madrugada cambian de canales hasta ver el último detalle de los partidos del fin de semana y los más acabados análisis al respecto.

Las últimas semanas, de pura curiosidad empecé a mirar uno nuevo que prometía sorprenderme y no para bien. Hablo de Toda Pasión. Lo conducen el “ Rifle” Varela y Gendler. Ambos se esfuerzan por lucir un aspecto descontracturado y progre.

Ya en las primeras emisiones inauguraron la sección Chica Toda Pasión: una especie de vidriera donde programa a programa, expondrían a las esculturosas mujeres que visitan las canchas de todas las disciplinas deportivas durante el fin de semana. A medida que transcurrieron las siguientes emisiones , fueron “mejorando” la propuesta y delinearon un combo explosivo ( aunque un poco trillado): las mujeres seleccionadas - las mas exuberantes posibles- son minuciosamente examinadas por el zoom de la cámara que se centra estratégicamente en enfocar escotes y colas; las imágenes fluyen durante un importante tiempo, acompañadas de chistes y comentarios machistas del tipo “ es mejor la calcita que el jean para ir a la cancha” ó “ ¿la chica Toda Pasión debe o no llevar corpiño”?. Una receta vieja para garantizar el ratoneo del televidente masculino quien debe votar mediante las redes sociales a la ELEGIDA y asi hacerse acreedor de un premio. Continúa el programa y las redes sociales explotan. Todos comentan sobre las chicas enfocadas y cumplen con los retos que propone la producción: elegir si son “mejores” las futboleras que las rugbiers, si las del Rojo son mas lindas que las de Boca, etc. Y las consignas siguen, al punto del hartazgo.
Esto, que está pensado y armado para el deleite de los conductores y la platea masculina, sin embargo en algunas mujeres como quien escribe provoca enojo, angustia e indignación.

Entonces, intento comunicarme infructuosamente por teléfono con la producción; twitteo al programa y a los conductores. Nada. Silencio de radio. Solo una recepcionista luego de varios llamados, me atiende y alienta que escriba mi reclamo.

Termina finalmente esa especie de proxenetismo mediático y comienza el noticiero de medianoche.
Entre todos los titulares figuran un femicidio, un aborto judicializado y no permitido y una violación a una menor. El periodista, compañero de canal de los conductores, pone cara de consternado. No es para menos. Durante el año pasado fueron muertas a causa de violencia machista unas 242 mujeres, muchas de ellas quemadas por sus parejas. Este año, los números son relativamente mayores aun; Pero además, todos los días desaparecen niñas y mujeres a mano de las redes de trata y prostitución que funcionan con total impunidad bajo el amparo de la policía y la justicia; y cada día y medio también, en la Argentina nacional y popular, muere una mujer a consecuencia de los abortos clandestinos.

Miro, pienso y no puedo evitar preguntarme, ¿No les hace ruido muchachos?¿ O creen que la violencia hacia las mujeres solo toma estas formas aberrantes? ¿o solo los golpes y cachetadas son violencia?
Bueno, señores, permítanme des–troglodizarlos. Lo que hacen ustedes, desde el lugar que ocupan, también es violencia. Cada vez que una mujer es reducida a “objeto sexual “se la violenta y maltrata . Sepan también que la violencia hacia nosotras, se origina justamente en un sistema que se sostiene en el uso monopólico de la violencia institucional por parte de una clase dominante contra millones de explotadas y explotados. Y aunque los distintos gobiernos y sus instituciones tengan discursos rimbombantes sobre las mujeres , es este mismo sistema "con su estado, sus fuerzas armadas, la Iglesia, la policía, la justicia, etc.- el que no puede erradicar tanta violencia, porque al mismo tiempo la legitima, la reproduce, la sostiene, la justifica. Y la televisión y los demás medios de comunicación, indudablemente, también hacen su parte, reproduciendo estereotipos sociales de género en los que se basa la discriminación hacia nosotras, las mujeres.

Y aunque a titulo personal, me sigan pareciendo machistas y misóginos, no puedo decir que son solo ustedes los que hacen uso de ésta forma de violencia. Como dije antes, los medios de comunicación reproducen estereotipos, y aunque hay excepciones en las que se nos muestra a las mujeres tal cual somos, la verdad es que son abrumadora mayoría las veces en que se muestra la imagen de lo que se espera que seamos, con modelos de mujeres, que no somos o no queremos ser.
Así es, como vemos horas de publicidades donde nos dicen que seremos verdaderas idiotas si no nos sentimos felices cuando logramos sacar las manchas de la ropa o el guardapolvo de nuestro hijo, o si no me siento esplendida cuando estoy con terribles dolores de ovarios y tomo el milagroso calmante violetita para mi; O el obviamente violeta yogur, que promete hacerme sentir realmente bien!. También hay otros comerciales o programas, que me muestran que puedo ser "moderna" y trabajar fuera de casa: entonces tengo que verme como una hermosa secretaria de piernas perfectamente depiladas con la última generación de depiladoras ó quizá la orgullosa empresaria que habla por su Smartphone. Nunca jamás, podré verme como una de las obreras que pasan toda una jornada de pie en la fábrica, con sus piernas llenas de varices o con sus manos adoloridas por la tendinitis; o las millones de mujeres que hacemos malabares para llegar a fin de mes porque somos jefas de hogar mientras combinamos el trabajo “afuera” con las tareas domesticas. No, eso no es para la tele. Tampoco da rating y por eso no se muestran, las miles de mujeres que luchamos contra la violencia en todas sus formas todos los días, las que no nos conformamos y le damos batalla a este sistema de opresión y explotación, las que exigimos poder decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas.

Muchachos, insisto. Ustedes pueden seguir siendo machistas y reproducir estereotipos o transgredirlos con nuevas imágenes positivas de las mujeres. ¿Algo de esto, les hace ruido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu aporte es valioso para seguir mejorando. Comenta aquí: